Ayudando a nuestros niños (y a nosotros mismos) a manejar las emociones durante esta pandemia…

Helping our children (and ourselves) manage our emotions during his pandemic” Jacquelin Drummer (Past President, WI Association for Talented and Gifted. Artículo traducido con permiso de WATG (Wisconsin Association for Talented and Gifted) por Ángela Núñez Olmo.

Como muchos de vosotros sabéis, he sido instructora y moderadora nacional de SENG (Supporting the Emotional Needs of Gifted) durante muchos años. En este puesto, he tenido el enorme honor de formar moderadores, y trabajar con grupos de padres así como de forma individual con padres y educadores sobre las necesidades sociales y emocionales (así como las académicas) de las personas de altas capacidades. Mi formación y mis intereses me han proporcionado muchas oportunidades para ofrecer conferencias y coaching, y como podéis imaginar, ha habido un repunte en las preocupaciones sobre la salud emocional de todos nosotros durante esta pandemia.

Como resultado, he estado investigando, leyendo de forma extensa, escuchando audios, y debatiendo con otros expertos sobre cómo ayudar a nuestros niños (y a nosotros mismos) a manejar las fuertes emociones durante estos tiempos tan difíciles. Espero que estas ideas, de otros y mías propias, sean de ayuda para vosotros.

Recientemente, he escuchado un podcast del Doctor Matt Zakreski, psicólogo clínico, hablando en el Council for Gifted and Talented de Minnesota (MCGT) que me ha ayudado a encuadrar mi opinión sobre la pandemia y los niños de altas capacidades. Dr. Zakreski utilizó la teoría de la sobre-excitabilidad del psicólogo , psiquiatra, y médico Kazimierz Dabrowski, y su experiencia personal como psicólogo para ayudar a explicar la mejor forma de interpretar y manejar las fuertes emociones que muchos de nosotros y de nuestros niños están experimentando. Podéis leer más sobre la teoría de la sobre-excitabilidad en los niños de altas capacidades aquí.

Una de las sobre-excitabilidades que Dabroski investigó fue la intelectual. Las señales de esta sobre-excitabilidad suelen frecuentemente incluir altos niveles de curiosidad, profunda concentración, capacidad de esfuerzo intelectual sostenido, y una amplia variedad de intereses. los niños y adultos con esta sobre-excitabilidad suelen ser lectores ávidos. Suelen también ser, frecuentemente, seguidores de noticias y medios de comunicación en su insaciable búsqueda de conocimiento. Pueden realizar preguntas profundas e interrogatorios, y preocuparse por asuntos problemáticos como cuestiones relacionadas con la ética y la moral. Durante esta pandemia, las personas con altas capacidades están frecuentemente andando en la cuerda floja por la cantidad de información (mucha o demasiado poca). Debemos tener cuidado de limitar la exposición a la información, examinar la calidad de los recursos, y proporcionar oportunidades para procesar, cuestionar, y discutir las noticias y los eventos con amigos y familiares de confianza.

De forma adicional, la curiosidad de los niños de altas capacidades intelectuales puede verse afectada de forma adversa por nuestra necesidad de transición rápida a enseñanza virtual. Mientras que la enseñanza tradicional puede no haber atendido de forma plena las necesidades de los estudiantes de altas capacidades, muchos estudiantes y padres se han quejado de que gran parte de la enseñanza virtual ofrecida ha sido más bien “one size fits all” (misma talla para todos), y no es lo suficientemente desafiante para sus estudiantes. Muchos padres se han dado cuenta de lo que sus hijos han estado diciendo durante mucho tiempo sobre el colegio en general para los estudiantes de altas capacidades. Para ayudar a mejorar esto, muchos educadores de niños de altas capacidades han recomendado utilizar el tiempo de enseñanza virtual de una forma que sea estimulante y efectiva. Han sugerido que los estudiantes completen de forma rápida sus deberes, y luego dejarles trabajar en proyectos que sean de su interés o horas libres. Hay muchos ejemplos de niños haciendo justamente eso. Es estupendo saber de niños que han creado apartaos rastreadores de COVID-19, compuesto su primera sinfonía, experimentado con diferentes formas de arte, rastreado el mercado bursátil, desarrollado una afición, aceptado un proyecto de servicio social, o creado un teatro virtual y experiencias musicales. Las posibilidades son infinitas.

De igual forma que las sobre-excitabilidades intelectuales, Dabrowski postuló que muchos individuos con altas capacidades muestran sobre-excitabilidades emocionales. Algunas de las características pueden incluir emociones extremas, incluyendo ansiedad, culpa, vergüenza, soledad, sentimientos de inferioridad, alto sentido de la justicia o hipocresía, y una profunda preocupación por los demás. Otras características pueden incluir problemas para adaptarse a los cambios, depresión, y reacciones físicas a las emociones (dolor de estómago causado por ansiedad, por ejemplo).

El psicólogo Dr. Matt Zakreski sugiere las siguientes idead para ayudar a lidiar con estas intensas emociones: ” No luches contra esta sobre-excitabilidad; en lugar de ello, déjate llevar. Los niños (y vosotros) tenéis permiso para asustaros por cómo están las cosas. Vosotros y vuestros niños tenéis permiso para sentir lo que sentís, pero necesitamos averiguar que hacer con esa energía emocional. Puedes utilizar la frase “esto da asco” para mostrar empatía con ellos, y enseñar a vuestros niños que lo entendéis. Ayudad a vuestros niños a nombrar los sentimientos problemáticos, animadles a contaros más sobre esos sentimientos, y averiguad cómo utilizar toda esa energía emocional de forma positiva”. Dr. Zakreski también recomienda que los adultos aprendamos a evaluar nuestras emociones también- nuestras frustraciones, miedos y cansancio pueden arrastrarnos dentro de las emociones de nuestros niño, y podría ser no productivo para todos.

Dabrowski también postuló que los individuos con altas capacidades podrían tener sobre-excitabilidades sensoriales. La primera señal de esta intensidad es una elevada conciencia de los cinco sentidos: vista, olfato, gusto, tacto y oido. Durante este periodo de aislamiento social, muchas personas han comentado que nuestro mundo se ha vuelto más pequeño, y hemos podido ver un repunte en manifestaciones de necesidades sensoriales no satisfechas, tanto en adultos como en niños (por otra parte, me pregunto si el repentino estrés que se está cocinando no estará relacionado con la necesidad de mayor estimulación sensorial…pensad cuántas necesidades sensoriales son satisfechas mientras se cocina). ¿Qué podemos hacer entonces? Podemos tratar de forma deliberada de crear experiencias sensoriales- a través de cocinar, con barro, arcilla, plastilina, charcos, por nombrar algunos. Podemos animar a los niños a darse un baño o ducha calientes. Podemos masajear sus espaldas mientras vemos una película. Podemos elegir a propósito ropas que proporcionen comfort. Tenemos que ser conscientes de las diferentes necesidades de los distintos miembros de la familia…¿quién necesita un espacio silencioso?, ¿quién uno espacio multisensorial y ruidoso?, ¿quién necesita salir fuera..AHORA!?, ¿quién necesita acurrucarse tranquilo en el sofá?, necesitamos recordar que las necesidades sensoriales insatisfechas generan personas ansiosas (y a veces irritantes).

La sobre-excitabilidad psicomotora es también común en los niños y adultos de altas capacidades. Se caracteriza primordialmente por altos niveles de energía. Los niños que presentan este tipo de sobre-excitabilidad parecen estar en continuo movimiento, y algunas veces son diagnosticados como TDAH (trastorno por déficit de atención con hiperactividad). Para más información en este tema podéis echar un vistazo a Misdiagnosis and Dual Diagnoses of Gifted Children and Adults. Incluso desde la infancia, los padres informan que estos niños necesitan mucho menos tiempo de sueño que otros niños. Por tanto, durante este tiempo de confinamiento, ¿cómo podemos ayudar a estos niños?. Los expertos recomiendan dirigir la sobre-excitabilidad a través de búsquedas de l tesoro, carreras, paseos, ejercicios, subir y bajar escaleras, montar en bici, yoga, nintendo wii, bailes online, clases youtube (artes marciales, etc.). Cuando el tiempo mejore el hecho de simplemente salir fuera nos ayudará a todos inmensamente.

Finalmente, la sobre-excitabilidad imaginativa puede estar presente en vosotros o en vuestros hijos de altas capacidades durante la presente pandemia. Los síntomas principales de esta intensidad es el juego libre de la imaginación. Una imaginación muy vívida puede hacernos visualizar las peores posibilidades en cualquier situación. Esto puede hacer que dejemos pasar oportunidades o que no nos involucremos en nuevas situaciones. Hay muchas situaciones que no podemos controlar actualmente, y todos ciertamente conscientes. Dr. Zakreski recomienda que no luchemos contra esos miedos. Al contrario, tenemos que asumir y admitir ante nuestros niños que los adultos no siempre podemos solucionar las cosas. Debemos conocer las preocupaciones, y promover conversaciones productivas utilizando frases como. “cuéntame más, intentemos solucionarlo juntos”. Seguramente necesitemos enseñar “catstrofismo”, y hacer preguntas como . ¿cómo de realista es esa preocupación?. Necesitamos separar el contenido (las cosas que decimos y escuchamos) de los procesos (escuchar de forma real los sentimientos que hay detrás de esos contenidos). Y necesitamos recordar que nuestra imaginación es también un regalo muy poderoso. Nos ayudan a expresar nuestros miedos…y también nos pueden ayudar a imaginar algunos de los mejores resultados de la situación actual. Nuestra imaginación puede ser nuestra mejor herramienta para planificar el futuro.

Espero que este artículo hay sido útil. Como siempre, vuestras ideas serán bienvenidas. Juntos crecemos.

Jacquelin Drummer

La aceleración no tiene efectos negativos a largo plazo en el bienestar psicológico de los jóvenes de Altas Capacidades

El siguiente artículo ha sido traducido con permiso de la Universidad de Vanderbilt por Ángela Núñez Olmo (Agosto, 2020)

Un nuevo estudio longitudinal publicado en Journal of Education Psychology por la Universidad de Vanderbilt , concluye que no se encuentran efectos negativos a largo plazo en el bienestar psicológico de jóvenes de altas capacidades como resultado de medidas de aceleración académica tales como: salto de curso, graduación temprana, o alguna combinación de métodos de aceleración académica.

A pesar de los numerosos estudios a corto plazo que apoyan la aceleración como forma de atender las necesidades de aprendizaje avanzado de los jóvenes de altas capacidades, a menudo la psicología popular alimenta la preocupación de padres y profesores con la teoría de “Big Fish, Little Pond” (fenómeno relacionado con la autopercepción: un pez se percibe como grande cuando nada en un estanque pequeño) . Esta idea promueve la inclusión con niños de la misma edad como la mejor forma para que los estudiantes de altas capacidades experimenten emociones positivas asociadas a logros, como orgullo y disfrute. Por el contrario, sugiere que estar con compañeros de igual capacidad intelectual puede aumentar emociones negativas como ira, ansiedad, vergüenza y desesperación.

“La evidencia es muy clara sobre la eficacia a nivel educativo de la aceleración en los niños jóvenes de altas capacidades” dice David Lubinski, profesor de Psicología y Desarrollo Humano y catedrático de la Universidad Vanderbilt, quien junto con Camilla Benbow, decana de Educación y Formación Humana, y actualmente candidata doctoral Brian O. Berenstein, coautora del estudio Lubinski y Benbow SMPY.

“Sin embargo, muchas personas se preocupan por los efectos a largo plazo de la aceleración”, dice Lubinski, “y por eso es útil nuestro estudio”.

El estudio longitudinal ha observado a un grupo similar de alumnos de altas capacidades a lo largo de un periodo de 20 años, y les ha encuestado de nuevo a la edad de 50. en el primer estudio, un total de 1.636 participantes de tres cohortes del SMPY (Study of Mathematically Precocious Youth) identificados entre 1972 y 1983 fueron encuestados, cada uno representando un nivel de capacidad intelectual diferente (Pc90,Pc95 y Pc99). Cada participante completó encuestas con 13 años (identificación), 18 (tras el Bachillerato) y a los 50 años (en medio de sus carreras profesionales). El bienestar fue medido en términos de crecimiento personal, propósito en la vida, autonomía, autoestima y satisfacción general de vida. La secuencia replicada a lo largo de las tres cohortes indica que los participantes no han sufrido ningún declive en su bienestar psicológico a la edad de los 50 como consecuencia de la aceleración académica aplicada en edades tempranas. Y esto ha sido confirmado tanto en hombres como en mujeres.

Un segundo estudio, diseñado para replicar al primero, formado por una cohorte equilibrada en género de 478 estudiantes graduados universitarios, identificados en 1992 entre los mejores instituciones científico-tecnológicas de los Estados Unidos. Los participantes fueron encuestados a los 25 años (identificación) y de nuevo a los 50 años (mitad de la carrera profesional). La encuesta de los 25 recogía información sobre las oportunidades de aceleración académica que los participantes habían tenido antes de la graduación escolar (antes de Bachillerato). La encuesta de los 50 ha utilizado el mismo cuestionario que el primer estudio, con las mismas mediciones sobre el bienestar psicológico. De nuevo, la cantidad de medidas de aceleración académica recibidas por estos graduados universitarios científico-tecnológicos no correlaciona con diferencias individuales en bienestar psicológico a la edad de 50, replicando los resultados de las primeras cohortes tanto para hombres como para mujeres.

Mientras muchos tienen miedo de los posibles consecuencias adversas al mover a un niño de altas capacidades a un grupo más avanzado, la investigación sostiene que es también importante considerar los resultados de mantener a un niño atrás.

“Lo que necesitamos hacer para ayudar a los niños de altas capacidades es básicamente operar de la misma forma que hacemos con los niveles universitarios”, dice Benbow, “Si un universitario, por ejemplo, quiere coger una asignatura de un nivel superior y se acerca a un profesor de la misma, el profesor nunca la preguntará cuántos años tiene. En lugar, comprobarán si el estudiante reúne o puede reunir los pre-requisitos, y si lo hace, aceptará que se una al curso”, puntualiza Benbow. “Se llama ubicación apropiada según el desarrollo. Averiguas de dónde parte la persona, y estructuras el curriculum en base a ello”

“No existe realmente una edad para la que esta filosofía sea inapropiada. Hacemos esto en la educación infantil ,y mas tarde en la educación superior. ¿Por qué tenemos que pensar que necesitamos intervenir de forma diferente en los años intermedios?, pregunta Benbow.

“Este era la investigación que el campo de las altas capacidades necesitaba desde hace mucho tiempo”, añade Lubinski, “porque esta es la primera investigación que examina la relación de la aceleración con el bienestar psicológico durante un periodo de tiempo extenso, y no hemos encontrado ninguna evidencia de problemas a largo plazo”.

Conecta con tu alumno…(primera parte)

Una de las preguntas más frecuentes que se hacen los maestros cuando detectan en sus aulas a un alumno de altas capacidades es “¿y ahora qué?”. Desde luego, no existen recetas mágicas, ni manuales de instrucciones…Educar y enseñar a estos alumnos al igual que al resto del alumnos es un arte en el que creatividad, imaginación, sensibilidad, intuición, innovación, etc., son decisivos para lograr experiencias únicas de aprendizaje.

¿Qué puedes hacer?:

Conecta con tu alumno

Observa sus intereses

Nutre sus inquietudes

Experimenta con las metodologías

Crea nuevos retos

Transforma tu enseñanza

Atiende sus necesidades

Aunque iré desarrollando, y aportando recursos para cada uno de estos apartados en las próximas entradas del blog, vamos a ir empezando con alguna sugerencia.

Lo primero que un buen maestro debe hacer es conectar con su alumno. Una buena conexión nos ayudará a conocerle, a que se abra y nos deje acompañarle en la difícil pero apasionante tarea de desarrollar su potencial.

Algo muy sencillo que podemos hacer al inicio de curso es entregarles un cuestionario para que podamos recoger cuáles son sus intereses. Lo ideal es que no solo lo rellenen sino que mantengamos con ellos una pequeña charla dónde puedan expresar cualquier aclaración, duda, etc.. Estos cuestionarios serán la base de nuestra programación, nos dará muchas pistas de áreas a enriquecer, proyectos a desarrollar, actividades en las que hacerles más partícipes…

Aquí os dejamos un ejemplo:

si yo fuese director

Preguntas sin respuesta que fomentan la curiosidad

En las escuelas de hoy en día, seguimos empeñados en seguir pidiendo a nuestros niños y jóvenes que busquen respuestas a preguntas y problemas que les planteamos. Pero, ¿qué ocurre con aquellas preguntas que no tienen respuesta?. Aquellas preguntas que muchos nos hemos hecho alguna vez, aquellas que forman parte de la curiosidad cotidiana de los niños y jóvenes de altas capacidades, pero que por desgracia no fomentamos en ellos, ni las aprovechamos para desarrollar su capacidad de reflexión, de investigación, de motivción , y de ilusión por el aprendizaje de nuevos conocimientos. Son preguntas que incluso les ayudan a dejar volar su imaginación, y desplegar toda su creatividad.

Os dejo un video de Chris Anderson, “Preguntas a las que nadie sabe responder” de la plataforma TED-Ed, seguro resultará interesante para muchos de vuestros hijos o alumnos.

¿Qué opinas sobre la aceleración?

IMG_0362

Desde aquí me gustaría pediros que expresarais vuestra opinión al respecto, y aunque cada niño es muy diferente, vuestras historias pueden aportar algo de luz y alivio a otros padres como vosotros. En concreto, queremos conocer lo que pensáis sobre el salto de curso, cómo muchos sabréis es un tipo de aceleración (aunque no el único) muy utilizada en nuestro país.

Aunque he hecho referencia específica a padres y familias, no quiero dejar de lado la opinión de maestros, orientadores u otros profesionales que trabajen con niños de altas capacidades y que también puedan contar sus experiencias.
Muchas gracias de antemano a todos por vuestra colaboración.

Aprovecho para desearos una Feliz Navidad y un próspero Año Nuevo 2015!!

Reflexionemos sobre nuestro sistema educativo

TRANSCRIPCIÓN

Enseño, o sea que aprendes ¿no? Este es un vídeo sobre las cambiantes expectativas de nuestros estudiantes Las cosas han cambiado a nuestro alrededor Ya no vivimos de la forma en que solíamos hacerlo y sin embargo, enseñamos de la forma que solíamos enseñar, la forma en que fuimos enseñados La forma en que entendemos enseñar y aprender puede que esté desfasada Puede que nos encontremos atrapados en formas de hacer del pasado Aunque la antigua forma de hacer las cosas pueda aparecer como segura y de confianza y hasta romántica quizás las nuevas ofrezcan una alternativa mejor Piensa en esto un momento Así era la escritura de Dickens cuando escribía Nicholas Nickleby Si pedimos a los estudiantes que lean Nicholas Nickleby hoy, lo leerán así así que ¿cómo es que aún muchos de nosotros esperamos que nuestros estudiantes produzcan trabajos como éste? pero no así? ¿no tendría más sentido de esta forma? Puede que sea el momento de reflexionar sobre la forma en la que enseñamos Pero, ¿por qué? Después de todo, los estudiantes de hoy no son tan diferentes de los de hace veinte años No son una especie diferente, pero experimentan el mundo de forma diferente Piénsalo un segundo Cuando llegabas a casa de la escuela encendíamos la TV que nos proporcionaba información limitada y no demasiada variedad En contraste, nuestros estudiantes llegan a casa y encienden el ordenador que les da información ilimitada, acceso las 24 horas a lo que quieren cuando lo quieren y cada vez más donde quieran ellos Sin embargo, nuestros estudiantes tienen los mismos intereses que teníamos cuando éramos jóvenes cuidan sus amistades y les encanta socializar La diferencia es que disponen de herramientas diferentes ya no se comunican así ahora se comunican así, así y así de hecho, en la mejora de la comunicación con nuestros estudiantes puede estar la clave para mejorar su educación Va siendo hora de que comencemos a escuchar Tenemos que enseñarles con las herramientas que necesitan para la vida ahora y para la vida en el futuro Tenemos que pasarles las habilidades relevantes, las que necesitan para la vida Por nosotros mismos, como profesores, deberíamos dejar de resistirnos al cambio si no, nos arriesgamos a que nos dejen atrás y nos convirtamos en obsoletos si queremos cumplir las expectativas de nuestros estudiantes si queremos atraerlos e inspirarlos si queremos seguir siendo relevantes para ellos y si queremos que ellos aprendan de nosotros entonces puede que tengamos que empezar a aprender de ellos.